100 razones para explicar a tu hijo que no debe beber alcohol

09

Jun 14

0

Porque no vale todo para ser aceptado, porque hay muchas maneras de disfrutar en el tiempo libre, porque disminuye tu rendimiento escolar y te mete en problemas legales… Estas son algunas de las 100 razones que la televisiva psicóloga Rocío Ramos-Paul ha recogido en una guía que pretende dar a los padres el material necesario para que expliquen a sus hijos por qué no deben beber ‘ni una gota de alcohol’.

La guía, presentada por el Ministerio de Sanidad y la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), forma parte de una campaña de prevención y concienciación iniciada el pasado mes de diciembre. Esta iniciativa, organizada en varias fases, tiene como objetivo reducir la edad a la que empiezan a beber los menores españoles.

Actualmente, en España la edad de inicio en el consumo de bebidas alcohólicas se sitúa en los 13,9 años. Según la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) 2012-2013, el consumo de alcohol entre los escolares de 14 a 18 años ha aumentado preocupantemente en los últimos dos años. 6 de cada 10 estudiantes afirmaron haberse emborrachado alguna vez, 5 de cada 10 lo hizo en el último año y 3 de cada 10 en el último mes. La modificación de estas cifras es uno de los objetivos a largo plazo que la guía ‘Menores, ni una gota de alcohol’ pretende alcanzar. En palabras de su creadora, esta “contiene las respuestas que querrían escuchar los hijos y las cien razones que podrían darles los padres para que no consuman alcohol”. A través del lenguaje cercano, adaptado a los jóvenes, la guía pretende ser un ensayo conversacional en el que los padres aprendan cómo hacer llegar a sus hijos un mensaje claro: “El alcohol ni es bueno, ni es necesario. Consumo 0”.

Este razonable decálogo se organiza en dos bloques: A tu hijo le gusta… y A tu hijo no le gusta… una sencilla oposición, con la que Rocío Ramos-Paul ha ordenado sus 100 razones en función de lo que buscan los jóvenes y de lo que huyen. De esta forma, para cada posible duda del hijo, se ofrece al padre una decena de argumentos con los que contestar.

Si los demás lo hacen ¿por qué yo no?, ¿por qué no si es superdivertido? ¿por qué no puedo olvidarme de todo y sentirme bien un rato?… preguntas temidas por los padres y que ahora pueden ser respondidas con cientos de razones.

Aunque en teoría la guía está formada por un centenar de motivos por los que un menor no debe beber, esta recoge un número 101, en el que Rocío Ramos-Paul ha resumido la razón más emocional que un padre podría darle a su hijo: “porque no deseo para ti nada que pueda hacerte daño. Y esta no necesita ninguna explicación”.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR