“Tomar alcohol a diario o en comidas de trabajo está tan normalizado que apenas se percibe como un potencial problema”

20

Abr 18

0

El pasado 18 de abril de 2018 presentamos el programa de intervención laboral. Venimos  trabajando en este ámbito desde 2012 y, en la actualidad, 62 entidades de diferentes sectores cuentan con nuestro programa: Alimentación, Ingeniería, Energía, Naval, Cementeras, Transporte, Limpieza, Hostelería o Sanitario, además de sindicatos o servicios de prevención; así como Administración Pública, Fuerzas Armadas y Policía. Entre las organizaciones con las que colaboramos se encuentran AENA y Barceló Hotel Group.

En los últimos dos años, un total de 5.883 empleados y empleadas de dichas organizaciones han recibido formación y asesoramiento en intervención laboral. De estos, un 19% (1.138) son técnicos de recursos humanos y prevención laboral, y el resto son trabajadores con distintos perfiles.

“Tomar alcohol a diario o en comidas de trabajo está tan normalizado que apenas se percibe como un potencial problema. Por ello, es importante subrayar que cualquier forma de consumo en el ámbito laboral representa una forma de abuso, de mayor consideración cuanto mayor riesgo entrañe la actividad a desarrollar”, explica David García de la Cal, presidente de la Comisión de Intervención Laboral de Proyecto Hombre.

En este sentido, Luis Bononato, presidente de la Asociación Proyecto Hombre, señala que, de las personas que acceden a tratamiento, la situación laboral usual en los últimos 3 años previos es de trabajo a jornada completa (73%) frente a quienes han estado en paro o realizando tareas del hogar (18%). “Con esto comprobamos que se trata de un perfil mayoritariamente normalizado desde el punto de vista de empleo”, matiza.

Existen unos factores relacionados con el consumo de alcohol y otras drogas, y sus consecuencias, como nos indica Luis Bononato “La problemática del consumo de alcohol y otras drogas no responde a causas únicas sino que es multidimensional. Hay factores relacionados con la propia persona (tolerancia a la frustración, estado de ánimo, elementos de la personalidad, conflictos interpersonales y familiares, entorno de consumo, empleo del ocio y tiempo libre…); y, por otro lado, elementos relativos a las condiciones de trabajo (estrés, demasiada carga de trabajo, jornadas de trabajo excesivamente largas, turnicidad, nocturnidad, entorno laboral de tolerancia respecto del consumo, tareas repetitivas, disconformidad con el salario, precariedad laboral), etc.”

El objetivo que nos marcamos en Proyecto Hombre es mejorar la capacidad de respuesta de las empresas en prevención y abordaje de situaciones asociadas al consumo de alcohol y/u otras drogas en el ámbito laboral. Nuestros profesionales realizan planes integrales y abordan la sensibilización para optimizar la seguridad y salud de las compañías con las que colabora.

Según David García de la Cal, “cualquier consumo aunque sea puntual de alcohol u otras drogas en el ámbito laboral puede tener consecuencias importantes no solo para el consumidor, sino para todos los que le rodean. Además, antes de que se presente un problema de dependencia el trabajador puede estar ya viviendo algunos problemas y consecuencias (accidentes, retrasos, pérdidas de salud, etc.) derivados del consumo abusivo de sustancias”.

Por ello, subraya los beneficios de la intervención temprana: “se evita un mal clima laboral, frustración de la trayectoria profesional, absentismo, trabajos de peor calidad, etc.”. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala que en torno a 1 de cada 4 de las víctimas de accidentes laborales se relacionan con el uso indebido del alcohol y otras drogas. Las personas con problemas de consumo presentan un absentismo laboral de 2 a 3 veces superior, perdiendo de media unos 45 días de trabajo al año.

 

 

“Empresa S.A. Una empresa que es cualquier empresa”

Con motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo el próximo 28 de abril, desde Proyecto Hombre hemos presentado nuestra campaña de prevención laboral: “Empresa S.A. Una empresa que es cualquier empresa”. A través de un spot de animación, ponemos de relieve, la normalización que se vive en cuanto al consumo de alcohol en el entorno laboral. El spot refleja distintas escenas cotidianas en las que algunos de los personajes han consumido alcohol u otras sustancias (hipnosedantes) que afectan a su actividad laboral, así como a su entorno.

“No buscamos culpabilizar al empleado/a que consume alcohol, sino que queremos hacer ver que este es un problema de todos, de empresas y personal”, dice David García de la Cal, quien concluye que es necesario “no mirar a otro lado cuando se detecta un consumo problemático en el entorno laboral”. Según datos del Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones (OEDA), casi el 5% de la población laboral realiza consumo de riesgo de alcohol.

Dejar un comentario


CAPTCHA Image
Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR