El Alcohol

01

Jul 14

0

Cheering up

El alcohol es una droga que actúa sobre el Sistema Nervioso Central enlenteciendo las funciones del cerebro. Se trata de la droga psicoactiva más comúnmente usada y abusada en todo el mundo. Se compone principalmente de alcohol etílico o etanol, una sustancia cuya concentración varía en función de la elaboración de cada bebida. De esta forma, se encuentran dos grandes grupos: las bebidas fermentadas como el vino o la cerveza, cuyas graduaciones varían entre los 4 y los 15º, y las destiladas (vodka, whisky, ginebra…) entre 40 y 50º.

El alcohol afecta a cada persona de manera diferente dependiendo de varios factores, como la edad del individuo, el sexo y el peso.

Se trata de la droga más consumida por los españoles, tal y como muestra la Encuesta EDADES 2011-2012 (DGPNSD 2013). El 76% de los encuestados dice haber consumido alcohol en el último año.

Además, este año ha aumentado el consumo de alcohol entre los escolares, sobre todo entre los de 14 y 15 años, según la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) 2012-2013. La encuesta manifestó un aumento ligero de la edad de inicio del consumo de alcohol hasta situarse en los 13,9 años, aunque también crece la proporción de estudiantes que beben bebidas alcohólicas.

EFECTOS A CORTO PLAZO

–      Desinhibición y euforia inicial.

–      Sensación de relajación.

–      Aumento de la sociabilidad.

–      Dificultad para hablar y coordinar las funciones motoras.

–      Dificultad para asociar ideas.

–      Distorsiones visuales y auditivas.

–      Falsa sensación de seguridad.

–      Posible intoxicación etílica, que puede provocar un coma e incluso la muerte.

–      Somnolencia.

–      Vómitos, diarrea, molestias estomacales y dolores de cabeza.

EFECTOS A LARGO PLAZO

–      Hipertensión arterial.

–      Alteraciones del sueño.

–      Gastritis y úlceras gastroduodenales.

–      Agresividad.

–      Enfermedades hepáticas como cirrosis hepática.

–      Disfunciones sexuales.

–      Alta presión arterial, derrame cerebral, y otras enfermedades relacionadas con el corazón (cardiopatías).

–      Deterioro cognitivo.

–      Encefalopatías.

–      Problemas neurológicos como depresiones, demencias y psicosis.

–      Cáncer de boca y garganta.

–      Deficiencia de vitamina B1, la cual puede llevar a un trastorno que se caracteriza por amnesia, apatía y desorientación.

Tags:

Dejar un comentario


CAPTCHA Image
Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies