El Tabaco

01

Jul 14

0

Stop smoking

El tabaco es una droga procesada a partir de las hojas de Nicotiana tabacum que estimula el Sistema Nervioso Central. Uno de sus componentes, la nicotina, posee una enorme capacidad adictiva, y es la causa por la que su consumo produce dependencia. Se puede consumir de diferentes formas: en cigarrillos (prefabricados o liados a mano), cachimba, puros, pipa, masticado…

El tabaco contiene más de 4.000 sustancias químicas activas y, de ellas, al menos 43 son cancerígenas; las demás son tóxicas, venenosas o dañan los genes. Destacan por su peligrosidad y por las enfermedades a las que se asocian la nicotina, el alquitrán y el monóxido de carbono. La nicotina es la causa principal de la dependencia al tabaco. Tiene una vida media aproximada de dos horas, pero a medida que disminuye su concentración en sangre, se incrementa el deseo de fumar.

Se trata de la segunda droga más consumida por los españoles, según la Encuesta EDADES 2011-2012 (DGPNSD 2013). El 40.2% de los encuestados dice haber fumado en el último año. España presenta un porcentaje de adultos fumadores diarios ligeramente superior a la OCDE (23,9% frente a 20,9 %), aunque la tasa de fumadores se ha reducido un 25% en la última década.

Según la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo (SEDET), el número de muertes causadas por el tabaco en España desde el año 2.000 asciende a 753.613.

EFECTOS A CORTO PLAZO

–      Mal aliento.

–      Manchas en dientes y dedos.

–      Olor de tabaco en cabello y ropa.

–      Frecuentes gripes y problemas de garganta.

–      Dificultad para respirar.

–      Disminución de los sentidos del olfato y el gusto.

–      Agrava el acné.

–      Impotencia sexual, dolores menstruales más intensos.

EFECTOS A LARGO PLAZO

–        Problemas respiratorios (bronquitis crónica y enfisema pulmonar).

–        Cáncer de pulmón, laringe, bucofaríngeo y de vías urinarias.

–        Hipertensión arterial.

–        Enfermedad coronaria (angina o infarto de miocardio).

–        Accidentes cerebrovasculares (trombosis, hemorragias o embolias).

–        Úlcera gastrointestinal y gastritis crónica.

–        Impotencia sexual en el varón.

–        Aumento del riesgo de sufrir osteoporosis en las mujeres.

–        Adelanto de la menopausia.

–        Efectos físicos: arrugas prematuras en la zona del labio superior, alrededor de los ojos (patas de gallo), barbilla y mejillas, y coloración grisácea de la piel; manchas en los dientes, infecciones y caries dentales.

Tags:

Dejar un comentario


CAPTCHA Image
Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies